0

Abelardo Castillo fue un escritor nacido en Argentina el 27 de marzo de 1935. A sus 22 años escribió su primera obra de teatro titulada: El otro Judas (estrenada 4 años más tarde) y tiempo después se incursiona en el mundo de la revista literaria fundando El escarabajo de oro[1]. Desde el comienzo y en el transcurso de su trayectoria como escritor, Castillo, tocará diferentes tópicos: violencia; crueldad; castigo; tensión, etc. Mientras que otros de sus relatos van a estar irrumpidos por el delirio y lo fantástico, haciendo homenaje a Edgar Allan Poe.

Es así como en 1966 publica Cuentos crueles, que consta de 8 relatos y un posfacio. Como bien demuestra el título, la crueldad va a ser lo primordial y estará desplegada y ligada a diferentes temas: la traición, la mirada del otro, la vergüenza y la injusticia, entre otros. En el posfacio hablará sobre el método de composición de su libro usando la siguiente cita de Poe:

“Al escribir estos cuentos uno por uno, a largos intervalos, mantuve siempre presente la unidad de un libro, es decir que cada uno fue compuesto con referencia a su efecto como parte de un todo”,

de allí justificará el tema que prepondera y une los relatos en el libro: la violencia.

Otro de los puntos de gran importancia será el contexto histórico del cual, el autor se ha influenciado para escribir: los años ´60. Con respecto a ello, en 1981 escribirá en el posfacio:

“Cuentos crueles fue escrito entre 1962 y 1966, vale decir, en la sonora década del ´60, años que no fueron el tiempo dorado e irresponsable que algunos imaginan, sino el preludio de otros años atroces y violentos que siguieron y en los que aún vivimos”;

testimoniando- de alguna forma- los enfrentamientos políticos, los abusos y las injusticias (sobre todo en el interior de las provincias argentinas, que en ese entonces se las creía “atrasadas”).

Es así como todos esos temas se ponen en evidencia- de forma tajante y precisa- en los cuentos: Los muertos de Piedra Negra, Hombre fuerte y (considerado el más cruel) Patrón. Convirtiéndose esta última en un film homónimo de Jorge Rocca[2].

En consecuencia, leer a Castillo, es leer pausadamente y con atención, para no perdernos el detalle de su escritura, el sin fin de gestos y acciones desplegadas en cada cuento. A su vez, el contexto socio-histórico que nos proporciona- del cual dará cuenta- hará que cada cuento sea verosímil y que la tensión se vuelva más intensa.

[1] Revista significativa de la década de 1960 y de la siguiente. Era la continuación de El Grillo de Papel, también dirigida por Castillo, que fue censurada. La revista fue planteada no solo como porteña, sino también como latinoamericana, y se definía de izquierda.

[2] Director, productor y guionista argentino.

Lucia Gonzalez
Lucia tiene 23 años, vive en Argentina y es estudiante de Letras de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, la orientación que eligió para su carrera es literatura extranjera. Sus autores preferidos son: Jorge Luis Borges, Shakespeare, Edgar Allan Poe, Mary Shelley, Lovecraft y muchos más. Las cosas que mas le gustan son: ver series, leer, escribir... y actualmente formar parte de Letra Critica.

    Cita de Joseph Conrad

    Anterior

    Review Diálogo con Borges de Victoria Ocampo

    Siguiente

    También te puede interesar...

    Comentar

    Dejar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Mas Sobre Cuento