0

La religiosa es una novela escrita por el autor francés Denis Diderot, nacido octubre de 1713. Esta, es una sátira sobre la vida en los conventos, a partir de la cual se hace una fuerte crítica a los abusos de poder que se llevaban a cabo en los mismos.

¿Cómo nace esta novela? Todo comenzó a partir de una broma que realizó el autor, junto con algunos de sus amigos, entre ellos Grimm, al marqués de Croismare. Estos mismos cuentan en el anexo que fue incluido al final de la novela, que dicho marqués se había ido de Francia hacia Normandía, para poner en orden algunos asuntos personales. Sin embargo, pasaba el tiempo, los años, y no regresaba a París. Fue por este motivo que sus amigos buscaron una estrategia para traerlo de vuelta, y recordaron un hecho real que había sucedido tiempo antes de su partida: una joven religiosa había intentado renunciar judicialmente a sus votos, ya que sus padres la habían obligado a tomarlos. Dicho hecho había conmocionado al marqués y así surgió la idea entre Diderot y sus amigos, de representar mediante cartas a esta joven.
De esta manera, nace Suzanne Simonin (nombre que le otorgaron a la religiosa en las cartas, y posteriormente en la novela), quién le escribirá al marqués para pedirle socorro y protección, ya que había logrado escapar del convento.

Por si esta primera carta fuese poco, Diderot comenzará a redactar las memorias de la religiosa, para enviárselas a su amigo en caso de qué las exija. Así, inmerso en su escritura, terminará dándole forma a esta novela que hoy conocemos por el nombre de La religiosa, y que comienza así:

“La respuesta al marqués de Croismare, en caso de que me responda, me proporcionará las primeras líneas de esta narración. (…) no es presumible que se decida a cambiar mi suerte sin saber quién soy, y este es el motivo que me empuja a vencer mi amor propio y mi repugnancia, iniciando estas memorias en las que, sin aptitudes ni oficio, cuento una parte de mis desgracias con la ingenuidad y franqueza de una joven de mi carácter” (pág. 23).

En sus memorias, Suzanne nos cuenta el desafortunado rumbo que toma su vida, en primer lugar, por culpa de sus padres, quienes la conducen contra su voluntad a la vida conventual. Y luego, por los horrores que le deparará esta nueva cárcel, entre ellos: abusos de poder de las madres superioras; tortura física y moral; hostigamiento; y acoso sexual.

Debido a sus fuertes críticas a la vida en los conventos, la novela de Diderot ha sido vista con rechazo por parte de la iglesia, quien la ha prohibido durante varios años. Recién, en 1796, 12 años después de la muerte de su autor (1784) esta novela ha logrado ser publicada, y logrando tener un lenguaje muy contemporáneo, que hoy en día logra atraparnos, indignarnos y emocionarnos a través del testimonio de esta joven.

Giuliana Montini
Giuliana Montini tiene 24 años, vive en Argentina y estudia Letras Modernas con orientación en Literatura Argentina y Latinoamericana, en la Facultad de Filosofía y Letras en la UBA. Algunas de sus actividades favoritas son leer, escribir, ir al cine/teatro y… actualmente formar parte de Letra Crítica.

    Habitante. Poema de Susana Thénon

    Anterior

    Poema Oliverio Girondo

    Siguiente

    También te puede interesar...

    Comentar

    Dejar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Mas Sobre Ficción