0

Gilbert Keith Chesterton, fue un periodista y escritor británico del SXX. Ahondó en diferentes géneros como: el ensayo, la biografía, la lírica, el periodismo, los libros de viaje y el relato policial.

Las paradojas del Sr. Pond (Título original: The Paradoxes of Mr. Pond) fue su última colección de cortas novelas policiales publicada después de su muerte, en 1936. Cabe destacar que el autor se ha llamado a sí mismo como el “príncipe de las paradojas”, ya que ellas nos sorprenderán en cada uno de los relatos de esta colección.

Estas historias tienen como personaje principal a Mr. Pond, un funcionario público que tiene por costumbre contar paradojas, haciendo que los demás personajes que lo rodean lo consideren un demente.

Esta no será la excepción en Los tres jinetes del Apocalipsis (título original: The three Horsemen of Apocalypse), uno de los cuentos elegidos como indispensables para Borges y Bioy en “Los mejores cuentos policiales” (la selección de ambos).

En dicho relato Mr. Pond comienza a hablar de un hecho ocurrido durante la guerra que se disputaba entre prusianos y polacos, alegando que los soldados prusianos eran muy obedientes, o tal vez demasiado. La historia trata sobre un poeta, político y cantor internacional Pablo Petrovski que se muda a Poznam, y al hacerlo es capturado por los prusianos, por otro lado el mariscal von Grock quiere ejecutarlo, sobre su decisión el narrador nos comentará:

“Sabía que un poeta, o un profeta, podían ser peligrosos como un ejército.” (p.278).

Es así como antes de que llegue el príncipe- con una orden contraria a la suya- manda un jinete con el decreto de que ejecuten a Petrovski. Sin embargo, cuando llega el príncipe (y luego de una discusión de por qué no debería ser ejecutado el poeta) mandan otro jinete para desestimar la orden del primero, von Grock, desobedeciendo, envía a un tercero que vaya por el segundo y lo detenga.

Hacia el final Petrovski es liberado y lo que sucede con los tres jinetes es relatado hasta con cierta gracia. Hacia el final Mr. Pond afirmará:

“Todo fue motivado por un exceso de obediencia prusiana. También fue motivado por un exceso de otra debilidad prusiana: el desdén.” (p.285)

Lucia Gonzalez
Lucia tiene 23 años, vive en Argentina y es estudiante de Letras de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, la orientación que eligió para su carrera es literatura extranjera. Sus autores preferidos son: Jorge Luis Borges, Shakespeare, Edgar Allan Poe, Mary Shelley, Lovecraft y muchos más. Las cosas que mas le gustan son: ver series, leer, escribir... y actualmente formar parte de Letra Critica.

    Todo nos sale bien

    Previous article

    La vuelta al mundo en 80 dias

    Next article

    You may also like

    Comments

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *